Las grandes mentes de la inversión


Si te gusta la fotografía y las inversiones -especialmente el value investing-, The Great Minds of Investing es el libro indicado para ti. Esta colección de fotografías con breves biografías tomó cinco años para salir al público; cinco años en los cuales el fotógrafo (Michael O’Brien) viajó por todo el mundo para retratar a estos superinvestors. Michael es uno de los mejores fotógrafos estadounidenses, quien además de retratar al ex presidente George W. Bush, tuvo la oportunidad de fotografiar a Warren Buffett en 1988 y desde ese momento se volvió un estudiante devoto del Oráculo de Omaha. Esta excelente fotografía ahora es parte de la colección permanente del Smithsonian National Portrait Gallery.

Warren Buffett en la azotea de las oficinas de Berkshire Hathaway. 1988. (Foto: Michael O' Brien)
Por otro lado, quien hace las entrevistas es William Green, quien además de haber escrito para The New Yorker, Time, Fortune, Fast Company, Bloomberg y The Economist, ayudó a Guy Spier con su libro The Education of a Value Investor"Estaba muy emocionado de unir fuerzas con él (Michael) porque sus retratos te dan una sensación maravillosa de intimidad y humanidad. Cuando observas a través de los ojos de alguien como Buffett, Munger o Miller, sientes como si estuvieras viendo sus almas ya que estaban comprometidos profundamente con la cámara". Comenta William en una entrevista.

El superinvestor español Francisco García Paramés

33 retratos; 33 superinvestors

Green afirma que entre las características que tienen en común estos 33 inversores son la tenacidad para enfrentar las adversidades y la fuerza emocional que tienen para ir contra la manada.


Los retratos son imperdibles; sentirás como si estuvieras frente a cada uno de estos inversores. Las biografías son muy cortas -apenas una página- y tratan más sobre la historia de cada uno que sobre sus inversiones o sus rendimientos como gestores. 

Bill Ackman, fundador de Pershing Square Capital
Uno de ellos proviene de los barrios bajos de Nueva York y lustraba zapatos de niño; otro tuvo que hacerse cargo de sus dos hijas pequeñas cuando su esposa murió; otro dedica su tiempo libre a su jardín, plantando árboles y visitando jardines alrededor del mundo; otro es un apasionado de bandas míticas del rock como Led Zeppelin y The Who; otro fue periodista financiero antes de ser un superinvestor; otro procura cuidar y ayudar a mejorar día con día a su hija que tuvo un infarto cerebral hace 14 años; otro inversor estuvo a punto de trabajar con Lehman Brothers pero el encargado de contratarlo tenía resaca y no le llamó; otro comenzó desde abajo llevándole hot-dogs y hamburguesas a su jefe; otro entró al mundo de las inversiones gracias a su abuelo; otro vendió su consultoría en TIC’s para fundar su propia firma; otro es el mejor inversor de la historia; una de ellos siempre está libre por la noche para preparar la cena a sus hijos; otro es un introvertido que prefiere leer en su oficina en vez de salir a interactuar con las personas.


“Creo que lo mejor que puede hacer un inversor es no tener una TV y una Bloomberg en su oficina”. Wally Weitz.

Arnold Van Den Berg, fundador de Century Management
Otro es un experto en fosos defensivos (moats); otro lleva 2 años fuera de la gestión y regresará a finales de este año; otro piensa como un granjero ya que planta semillas y luego dedica todo su tiempo a cultivarlas; otro es un gran estudioso de la mente humana; otro proviene de una familia pobre y es amante de la filosofía; otro es un trader que hizo US$100 millones en el Crac de 1987; otro es reconocido como el “Gurú de los Gurús de Wall Street” otro se sentaba a la edad de 8 años a ver un programa sobre inversión en bolsa con su abuela los viernes por la tarde; otro fue bróker y pupilo de Benjamin Graham en sus últimos años de vida; otro es un personaje muy crítico contra la economía y la Hipótesis del Mercado Eficiente (EMH); otro fue estudiante y asistente de clase del ya mencionado Ben Graham; otro es un gran intelectual y amante de la arquitectura; otro no fue a la universidad y de manejar un club de inversión pasó a formar una de las firmas values más importantes; otro dejó la escuela a los 16 años; otro fue amigo y pupilo de John Templeton; otro es uno de los mejores inversores activistas de la actualidad; otro es un experto en situaciones especiales; otro hubiera deseado haber pasado más tiempo con sus hijas; otro es hijo de un trabajador de trenes.

Howard Marks, fundador de Oaktree Capital Management
¿Qué se destaca del libro? Que la mayoría de los inversores que aquí aparecen son seguidores del value investing. ¿Qué le falla al libro? Mas que una falla creo que es importante entender que al comienzo del libro el autor explica que no son los mejores 33 inversores de la actualidad pero muchos de ellos sí lo son. Seguramente se preguntarán por qué no están Seth Klarman o Carl Icahn. William respondió que Klarman es una persona muy reservada y no quiso participar en la obra; y aunque le hubiera gustado que otros inversores aparecieran, el libro hubiera tomado más años para salir al público.

En fin. The Great Minds of Investing es para aquellos que disfruten de la belleza de la fotografía. Además, opino que, este libro debe de estar en la biblioteca de cualquier value investor junto con Poor Charlie’s Almanack. 

BONUS: Les dejo esta presentación de cómo se hizo este increíble libro y una presentación de William Green en Talks at Google.


¿Quieres ser el primero en recibir las Noticias Value y el artículo semanal en tu correo? ¡Suscríbete mediante nuestra página o en tu RSS favorito!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...